Y la tía Ventura que deslumbró su imaginación con un baúl lleno de tesoros. “Un baúl negro, de cuero, que contenía vestidos hechos en finas telas, mantos, boquillas femeninas de marfil, de plata, de bronce para fumar; frascos despostillados de color azul, añil y violetas, con bordes dorados; porcelana fina hecha pedazos; trozos de piedras de turquesa y lapislázuli; pedazos de vitrales de colores cerúleos, amarillos y verdes conseguidos al fuego; sellos de hierro y monedas de piedra...Ver más